Trabajar cantando, jugar con música

A estas alturas no creo que haga falta justificar el valor que tiene la música en el transcurso de las sesiones de terapia en el agua. ¿quién no se arranca cual festival de la canción ligera? ¿o se sorprende entonando melodías que creía olvidadas? La música, la canciones, acompañan las sesiones de trabajo de una manera inigualable: aportan ritmo y cadencia, intensidad y aceleración, hace que se remuevan emociones, despierta alegría en quien la canta y en quien la comparte, determina tiempos de trabajo, rutinas y contingencias, actividad y reposo, movimiento y quietud, ruido y silencio, ir y venir…   El repertorio es tan extenso y variado que sería pretencioso hacer un catalogo musical exhaustivo, pero no quiero dejar pasar la oportunidad de enseñarte alguna de las que más uso. Aunque quizás las más famosas, a base de haberlas escuchado mil veces, son las recopiladas por los Cantajuegos y los clásicos de Miliki, bien podemos recurrir a un profuso mercado …

Seguir leyendo