Usando materiales de flotación

La discusión y controversia acerca del uso de materiales de flotación durante las sesiones de terapia acuática es frecuente, y sienta en banquillos enfrentados a quienes las usan y a quienes no las usan, asentados en posiciones difíciles de reconciliar. Escapar de actitudes dogmáticas me parece una práctica muy sensata y eso mismo: práctica, en tanto que abre la visión de tu abanico de herramientas, y de cómo las usas. De entrada, así a primeras, yo suscribo la opinión de que los elementos que asisten de alguna forma la flotación solo deberían utilizarse para lo contrario: para retar el equilibrio, para desestabilizar en lugar de ofertar una suerte de flotación pasiva, que evita al paciente una de las grandezas de trabajar en el agua: el reto de sostener el equilibrio continuamente. Esto si hablamos de trabajo activo, que es la mayoría de lo que yo hago, porque entendemos que algunas técnicas o abordajes requieren de forma inevitable el uso de …

Seguir leyendo