¿Qué profundidad debe tener la piscina?

Sin sobrepasar los 140 cm es la premisa común en las piscinas terapeúticas. ¿Cuántas opciones hay? Está claro que la profundidad de una piscina terapéutica no es un elemento que podamos modificar si no estamos implicados en el proceso de diseño. Así que, de entrada, la mejor profundidad es la que ya tienes!     Ahora bien, si puedes elegir una piscina, si puedes influir en su remodelación, o si puedes sumergir elementos como plataformas, escalones, mesas de trabajo… he aquí mi opinión, fruto de la experiencia y de lo que he investigado estos años. Para empezar voy a citar a María Alonso Fraile, que habla de una profundidad homogénea no superior a 140cm y, cuando es posible, diferenciar varias zonas señalizadas con distintas profundidades salvadas por desniveles no mayores del 6%. Las necesidades concretas de tus usuarios, la población con quién trabajas, determina la necesidad de unas u otras profundidades, de esto ya hablaba Koury en el año 2000. …

Seguir leyendo